Muchas gracias por tu donativo







sábado, 19 de diciembre de 2009

C/G: Navidad 2009-10: Quiero creer

 
1
 
No sé si existes
o si no estás,
o eres un probablemente
Dios no existirá.
 
Quiero creer que existes
como un Nacimiento
al borde del camino
del empadronamiento.
 
Quiero creer que estás
esperando a los Reyes
asomado en ti
a alguna promesa.
 
Quiero creer, probablemente,
que aún pierdes tu tiempo
buscando mi estrella.
 
Quiero creer que existirá
un día para iniciar
nuevos caminos lejos
de los viejos desiertos.
 
 
2
 
Eu quixera ser
a estrela que guía
os Reis ata ti.
 
Eu quixera levarche
a multiplicación
de ti e máis eu
nun fillo dos dous.
 
Eu quixera crer
que todo é posibel;
o Nadal é certo,
a Virxen existe,
San Xoxé nos oe,
o Neno é de Deus.
 
 
 
 
 
 

sábado, 5 de diciembre de 2009

Navidad 2009: El oro del sí quiero

1
 
Navidad barata
en turrón y mazapán,
escasa de marisco,
con un niño que llora
igual que el otro Niño.
 
Los Reyes son tan pobres
como un triste destino
y matan un camello
para hacer un guiso.
 
Tan lejos queda todo,
tan cerca el abismo.
No hay una muñeca.
No hay un cochecito.
 
Apagan los anuncios
de juguetes prohibidos
y entonan al niño
de nana un villancico.
 
 
2
 
Baltasar y Melchor
no son papá y mamá.
 
Duerme, niño, y despierta
cuando llegue Gaspar.
 
Baltasar y Melchor
te traerán carbón
si no te duermes ya.
 
Duerme, niño, y despierta
cuando llegue Gaspar.
 
Baltasar y Melchor
te quieren regalar
la luna de los cielos
y una estrella de mar.
 
Duerme, niño, y despierta
cuando llegue Gaspar.
 
 
3
 
Le pinta a su hijo
un pesebre en papel
salido del periódico
del día 26.
 
Mira, niño, tú mira,
qué pobre era Él.
De compañía un burro,
la vaca y el buey.
 
El pesebre de paja
sus padres sin tener
dodotis ni dinero
para darle café.
 
Su hijo le escribe
una carta a un Rey
pidiendo tantas cosas
que rompe el papel.
 
 
4
 
Se arrancan los anillos
desnudando los dedos
y corren al empeño
del oro del sí quiero.
 
Viene el 6 de enero.
 
Su niño espera tanto,
tantísimo espera,
de las tres Majestades
que llegan de Oriente.
 
Viene el 6 de enero.
 
Con los dedos desnudos
le entregan los presentes
secando con sus risas
las lágrimas que beben.