Muchas gracias por tu donativo







lunes, 20 de abril de 2009

En mi destierro

1
 
Miro el espejo
en mi cara triste
desarmado el andamio
para otra vez pintar.
 
Sólo cinco minutos
estiran los pinceles
por toda la fachada
que hoy he de mostrar.
 
Primero la fantasma
inventada hace tantos
años que nunca cuento
voy yo a pasear.
 
Más tarde caerán
un racimo de nombres
maduros al paladar.
 
Llegará el retorno
a los otros pinceles
cuando caiga la noche
por el reloj del sol.
 
Cerraré la carrera
en un ciclo indéntico
al de ayer y anteayer
y al que iniciaré
mañana otra vez.
 
 
2
 
Prefiero mi destierro
olvidada en papeles
muertos bajo mi nombre
destino no me acuerdo.
 
Ellos no hacen preguntas
hirientes como flechas,
ni me dicen que calle
cuando hablo en silencios.
 
Prefiero esta calma
con los relojes muertos
a un murmullo
de mimes y diretes.
 
 
3
 
Hago pajaritas
con papeletas
destino votar.
 
No siento más patria
que una libreta
de saldo no hay más.
 
Un avión papel
vuela de mis manos
llevando los nombres
ajenos a mí.
 
No me dicen nada
los afortunados
que piden mi voto
sin nada pagar.
 
 
4
 
Cansada de mis cansancios
sigo a la deriva
en mi mar sin barcos.
 
Aferro mi tabla,
ya apolillada,
y columpio el cuerpo
más bajo, más alto.
 
No me lleva el mar
ni me deja el ángel
caído en mis manos.
 
Cansada, me arrojo
a mis pesadillas
para devorarme
de angustia fatal.
 
No me lleva el sueño
hacia la mañana,
más bien el ocaso
me hace despertar.