Muchas gracias por tu donativo







miércoles, 7 de septiembre de 2011

Los gritos, la noche y el recuerdo

 
Ayer y hoy, igual mañana,
sufrir, sufrir y más sufrir.
Me agarran los cuchillos
con sus burlas,
sus dientes bailan para mí.


Ayer ha sido pesadilla,

hoy... la fotocopia que viví,
mañana tal vez sea mi muerte
entre un cristal roto
y un grito desnudo de mí.


Aquí, en mi corazón, el eco
de los gritos, la noche y el recuerdo.
Pasaron los años, no llegó el olvido.
Ellos matan. Yo simplemente muero.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Mi naufragio

 
Me acechan los buitres
con sus picos gancho.
Ya siento sus alas
más cerca acercándose.
 
No sé si les dije
quien soy a los ángeles
o es un caído
el que me atrapa
en este anzuelo
que pesca mi alma.
 
Dios mío, Dios mío,
no estás y haces falta.
Perdona, Dios mío;
no debo llamarte
porque tú ayudas
a los tres talentos
y eres severo
con quienes lloramos
al ver a las aves
rifar el naufragio.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Sin poder sigo pudiendo

 
No puedo más,
pero puedo
aguantar la esperanza
entre los dedos que tiemblan
como hojas de manzano.
 
Mi cuerpo mece al viento
pronunciando amenazas
y el viento, indiferente,
escupe rachas que matan.
 
No tiene piedad el viento
de dos piernas carne frágil.
Tanto le da mi dolor.
Tanto le tienen mis fallos
en un andar que suspira
la agonía en las cloacas.
 
Sin poder
sigo pudiendo
dar un paso hacia delante.