Muchas gracias por tu donativo







miércoles, 24 de febrero de 2010

Sabor a pirata del siglo XXVI



1

A una lengua de ti
suspiro por comerte
antes de desfallecer.

Agarro con mis dedos
un trozo de tu cuerpo
y voy merendando
bocados de tu piel.

Me sabes a pirata
del siglo XXVI:
con mar en la saliva,
con fuego bajo la piel.


2

Desnudo el jersey
y levanto la copa
para brindar por ti
donde quiera que estés.

Yo quedo de sirena
pintada por la luna
en el libro cerrado
con tu nombre en papel.

Tú bailas en el whisky
que nada en mi estómago
llevando tu recuerdo
vivo en el alcohol.

jueves, 18 de febrero de 2010

No éramos ángeles

 
1
 
Ángeles que matan,
viven y, a veces,
hasta dejan vivir.
 
Ángeles con el sexo muerto
de indeterminación.
 
Ángeles rubios de sol,
dibujando dudas
en ojos azules
que dicen por qué.
 
Ángeles vestidos de blanco
en la noche abierta
haciendo el amor.
 
 
 
2
 
Soñé que nosotros
éramos dos ángeles
con alas de viento
y pies de vinagre.
 
¡Qué miedo perderte!
¡Qué gusto encontrarte!
 
Desperté y éramos
dos desesperados
en la misma cama.
 
 
--------------------
 

viernes, 12 de febrero de 2010

Tu tal vez quizás


1

Mi amor por ti
es como el viento:
de calma a tormenta,
de lluvia a aguacero.

Eres mi presente,
futuro no creo
ni quiero saberlo
para no soñar.

Prefiero tenerte
sin descongelar;
siempre preparado
para el vendrá
libre de las fechas
que hay que celebrar.


2

Tu amor por mí
es como el mar:
vas del sí al pero
y del pero llegas
al tal vez quizás.

Dudas y más dudas,
nunca una verdad,
siempre me interrogas
al verme llegar.

Preguntas calladas,
respuestas sin dar,
diálogos escritos
en un guión más.


----------------



Todo es posible


Tenderas que salen de la crisis



martes, 9 de febrero de 2010

Oda a la magdalena (2)


1

Mis dedos te elevan
desnuda a mi boca,
tu olor confunde
mi nariz a antojos.

Voy a devorarte,
morderte, exprimir
tu esponjoso cuerpo
en un mar de azúcar.

Después lloraré
por haber perdido
talla de top-model
comiéndote entera
a ti y a las otras,
magdalena mía,
manjar de mi antojo.


2

Te dejo nadar
libre en el café
y surcas la taza
haciendo el crucero
de las seis y diez.

Chocas en tu ruta
con un iceberg
de terrón de azúcar
y puedes con él.

Tictanic tan dulce
merece tener
un feliz naufragio
fuera del café.

Una magdalena
qué sabrosa es.


------------------

Compra como un capitalista