Muchas gracias por tu donativo







domingo, 28 de febrero de 2016

Amando en verso

Las amigas que fueron amigas
no estaban para ayudarla,
la hermana mitad de sus genes
estaba para fastidiarla,
la madre estaba de vacaciones,
la cuñada mejor no citarla.

Su mundo era el ocaso
del mundo vivido y soñado.

Arrastró dos maletas con restos
del naufragio hasta el barranco
y buscó refugio en la cueva
olvidada en su paleolítico.

Su mundo sería brillante
cuando saliera de aquel ahora.

---------------

miércoles, 24 de febrero de 2016

Amando en verso

Anotaba cada gasto,
restaba de sus ingresos
el precio de la modista
y de la tienda de enfrente.

Mucha cuenta, poco número,
siempre pobre en presupuesto.

Se le encendieron las luces
al pensar en más ingresos.
¡Un hombre acaudalado!
Sí, sería un buen ingreso.

Pocas cuentas, muchos números,
de pobre a mujer en venta.

------------

Amando en verso

Le cantó una canción 
asomada a la ventana
y él salió en pijama
para bailar a su lado.

La vida era tan bella
como un cuento de hadas
en el que una cenicienta
escapa de sus zapatos.

Quiso besarla y no pudo
escalar tanta distancia
como pusieron sus ojos
al ver tan cerca sus labios.

------------------

martes, 23 de febrero de 2016

Economías

Iba vendiendo las fotos
de sus hijos aún pequeños
para comprarle la cuna
al último descendiente.

Viejas rezantes compraban
fotos de los angelitos
pensando que eran estampas
de un belén de bolsillo.

Ero a euro iba sumando
ingresos que no ganaba
en un empleo que soñaba
sin tenerlo atrapado.

--------------------

Economías

Da clases de hacer ganchillo
para ganarse la vida
cuando la vejez se acerca
y la juventud es ida.

Con sus dedos va tejiendo
puntos altos, puntos bajos,
le añade nuevos hilos
para hacerlo más fácil.

Las alumnas no aprenden
la magia de los estambres,
pero pagan por las tardes
de conversación radiada.

---------------------

sábado, 20 de febrero de 2016

Amando en verso: Bodas

Dejo su vestido de novia
en una corta minifalda
con los brazos sin vestido
y la mangas remangadas.

Nadie esperaba sus piernas
desnudas hacia el altar
ni el escote victorioso
que los hacía pensar.

El cura dijo sí quiero,
el novio no quiero más,
el padrino maldecía,
la madrina esperaba,
la que era madre callaba,
la hermana no decía,
un hermano se calló,
otro hermano tuvo hipo.


Amando en verso: primera comunión

Vistió a su hija de princesa
para su día de fiesta,
blanca como la paloma
de Picasso en una iglesia.

La niña sólo pedía
una Barby viajera.
La madre sólo quería
un banquete estupendo.
El padre nada decía
de una fiesta de mujeres.

Fue la niña blanca y bella
por el centro de la iglesia
sin saber a lo que iba,
pero sabiendo que era
el motivo de la fiesta.

viernes, 19 de febrero de 2016

Amando en verso

Había otra en la vida ocupada
de un marido siempre enamorado
y se puso el reto de descubrir
a la competidora desde otra cama.

La buscó entre las amigas
que bailaban en fiestas y farras.
La buscó en aquel trabajo
donde abundan guapas secretarias.
La buscó en las dependientas
de la tienda que vendía corbatas.
La buscó en el bar de abajo
entre camareras siempre maquilladas.

Su esposo decía que era inocente
como un niño vestido de blanco
el día 24 de cualquier diciembre.

Ella no creía en su inocencia
y siguió buscando y siguió temiendo
y halló un día a la azucena
que se lo llevaba a otro jardín.
Tenía razón: ya no era de ella.

-------------------

Amando en verso

Tenía los cuarenta cumplidos
y los cincuenta todavía algo lejanos,
pasaba su tiempo entre un marido
y una hija aún en la infancia.

Un día se asomó a una tienda
y su vida cambió para estancarse
en la duda de un amor imposible
que la miraba con ojos de gato.

Podía dejar a un marido aburrido
Podía olvidarse de una hija adoptada
Podía librarse de una suegra envidiosa
Podía decirles adiós a dos cuñadas

Guardó medio armario en una maleta
y corrió a los brazos entregados
a la aventura del vendedor joven
con la clienta más esperada.

-------------------

lunes, 15 de febrero de 2016

Amando en verso

La estatua rompió en dos mitades
dejando la Venus sin cabeza
y quedó un manto de silencio
abrazando a la herida de piedra.

Cuatro manos unieron cuatro trozos
hasta que el pegamento quedó
besando la piedra en su rotura.

Nada supo el escultor famoso
del desastre de la mujer sin rostro
que cinceló con cara de esposa.

Nada supo el comprador de arte
que dejó en caja sus ahorros
por un trozo de mármol herido.

---------------------

sábado, 13 de febrero de 2016

Amando en verso

Antes de ser padre de una niña
fue padre de un piel canela,
hijo de aquella mulata
que bailaba sola al verlo.

Recordaba los sollozos
del adiós en sus recuerdos
y se sentía un cobarde
huyendo de una guerra.

Salvó casi cinco décadas
de vida sin un desierto
que llenó con una esposa
y una hija más bella.

La selva aún escondía
a la mulata que fuera
una piel café con leche
sobre su piel color nieve.

--------------------

Amando en verso

Cruzó el estrecho un día
y encontró en el desierto
una novia piel canela
a la que juró amor
besando cada palmera.

Anocheció a su lado,
a su lado se hizo viejo,
amaneció y no estaba,
sólo había sido un sueño.

Dormía con el pijama
bordado por unos dedos
que nunca habían sido
color canela y leche.

---------------

lunes, 8 de febrero de 2016

Amando en verso

Su marido era el payaso
que traía dinero a casa
de un circo tan ridículo
como un limón empanado.

Nunca dijo que lo quiso
porque amor sólo sentía
por la nevera llenada
con las risas de los niños.

Mientras él se disfrazaba
de emperador romano
ella se iba de tiendas
lejos de lo estrafalario.

Del marido no hablaba
y menos de su trabajo
de buscador de sonrisas
en clientes de teatros.


domingo, 7 de febrero de 2016

Amando en verso: La Reina de las fiestas

1

Seré la Reina de la fiesta
y la fama ya me emborracha
al verme sobre la alfombra
que pisan los manolos caros.

No sé si llevaré un Chanel
o meteré mi cuerpo en un Versace.
Todavía estoy con los catálogos
buscando un trapo bien firmado.

Esta vida de diva es cansada,
pero no me importa el cansancio.
La felicidad es dulce peso.
La felicidad es un calvario.

Me visto de estrella y no sueño:
soy la Reina y él es mi fantástico
príncipe que sigue enamorado
de esta cazadora de millonarios.

-------------


2

Su marido no era el marido
que había nadado en abundancias.
Su casa no era ya su casa.
Su coche se fue por un barranco.

La vida que viviera era vida
con el fin colgado en los finales
del tiempo que acaba cuando sigue
el reloj vivo en el calendario.

¿Qué haría con las manos vacías?
¿Qué llenaría sus horas miserables?
Decidió llenarse de recuerdos
y hablar por hablar hablando sola.

Les diría que tuvo un hogar
con piscina, jardín y mayordomo,
un marido que ganaba dinero,
mil vestidos de marca y diez coches.

miércoles, 3 de febrero de 2016

Amando en verso

Vivía como una marquesa
de la clase trabajadora
vendiendo los vasos verdes
que te ponían figura
de una mujer top model.

Una clienta tras otra
entraba en aquella tienda
donde había ilusiones.

Ella servía los vasos
con el puré milagroso
que mataba celulitis
y acababa con los gordos
dejando sus cuerpos planos
y sus bolsillos silenciosos.

Una clienta entraba,
otra clienta salía,
una clienta llegaba,
otra clienta estaba
en la tienda misteriosa
llena de clientas gordas.

----------------------