Muchas gracias por tu donativo







jueves, 31 de diciembre de 2015

Poemas para pedidas de mano

1

Su casa era un palacio
resumido en un piso
con lámparas que echaban
un pulso al equilibrio.

No faltaban los espejos
grandes como los que había
en Versalles cuando era
hogar del Rey Luis XV.

Las camas habían salido
de un anticuario polillas
junto a bichos andantes
por maderas carcomidas.

Mesas y sillas tenían
las patas algo macizas
fuera de profundos túneles
cavados por la polilla.


----------------

2

Sentó a la mesa al novio
prometido de su hija,
puso platos más soperos
para los futuros suegros
con caras de enemigos.

Aquella familia llegaba
oliendo a aristocracia
de mayordomo sirviendo
las cenas más elegantes.

Para no caer en menos
llamó a un tocagaitas
que pedía en la calle
monedas mal musicadas.

Oliendo a las aceras
el soplagaitas llevaba
el besugo marinado
con un buen vino de saldo.

Reía el novio rico,
aplaudía la consuegra,
el consuegro aún pensaba 
que el mantel era de seda.

----------------


jueves, 17 de diciembre de 2015

Navidades en familia

Eran tres los tres hermanos
con sus tres pares de manos
montando bola a bola
el árbol de las Navidades.

La mayor era la niña
que creía en los Magos,
el segundo era un pecoso
pintor y mal dibujante
y el tercero era el Rey
del oasis de la casa:
aquel cuarto donde estaban 
los juguetes encerrados.

El árbol acabó siendo
un abeto derribado
por el peso de la estrella
que iluminaba sus ramas.

------------------

domingo, 13 de diciembre de 2015

Amando en verso

Su suegra es una suegra
más madre que una gata
que acuna a su gatito
con la lengua y con la pata.

Se presenta en su casa
preguntando por su hijo,
yerno de la otra madre,
cuñado y tío de alguien.

Su niño se ha casado
con una chica muy lista
y ella se siente abuela
de los nietos no nacidos.

-------------------

sábado, 12 de diciembre de 2015

Las Navidades de una chica chic

Soy gorda como esas Venus
que habitaron nuestra Prehistoria.
Soy la mujer de las carnes
alimentadas por sabrosos bollos.

No imaginas todo lo que peso
porque no te atreves con mis noches
de horas desveladas por los besos
que pintan mis labios siempre rojos.

Te reto a una carrera por la colcha
bordada por jóvenes monjas
para vivir tu Nochebuena loca
con la mujer soñada por un Rubens.

---------------

Las Navidades más locas de una chica chic

Te amo y tengo que decirte
que hoy bebí cuatro botellas
del cava que había comprado
para celebrar la Nochebuena.

Sabía como sabe el sediento
un trago de agua en el desierto.
Fue mi oasis en la cocina
que siempre huele a detergente.

Recuerda que te amo, amor mío,
y olvida esta nueva borrachera
de la madre de tus cuatro hijos
y del próximo que llega en enero.

----------------

domingo, 6 de diciembre de 2015

Amando en verso

No puedo amarte como aman
las princesas de la Edad Media
porque soy la rosa silvestre
con las espinas hambrientas.

Yo amo sin proponerme
la meta de un sí quiero.
Hoy te quiero y mañana
ya veremos si te quiero.

Voy por el mundo escondiendo
mi yo en mi yo externo,
aquel que a ti te enamora
cuando quedas con mis versos.

Nunca buceas debajo
de los pétalos más bellos
y yo nunca me desnudo
del disfraz de azucena.

----------------

viernes, 4 de diciembre de 2015

Amando en verso

Empezó su matrimonio con la luna
lejos de la miel de una cama
intacta en las horas más oscuras
que prometían abrir las sábanas.

Era un hombre abandonado
tras acabar el banquete
en el que besó a la novia
y le desearon suerte.

Brinda con un desayuno
que le sale por los dientes
mientras ve como se va
la mujer que no lo quiere.

Es un hombre abandonado
por una mujer serpiente
saliendo del paraíso
al no encontrar riquezas.

----------------

domingo, 29 de noviembre de 2015

Amando en verso

Era su hermano y ahora es...
dicen que un difunto.
No lo imagina. No cree. Duda.
Fueron dos hermanos en guerra
y ahora son el adiós y el hola.
Las guerras de antaño acaban
en una misa cantada por curas.

Amando en verso

Lo quiere como el día del sí quiero
y siente lo que siente una viuda
cuando el divorcio es un no más
discusiones dentro del mal matrimonio.

No volverán a las sábanas bordadas
de un ajuar herido por los celos
ni intentará ser madre de su hijo
ahora que se sabe un abandono.

Él voló como vuelan los peces
cuando huyen de las sirenas rojas.
Él quedó en el vuelo colgado
de dos nubes que no fueron rosas.

Le caen las lágrimas, y llora,
y deja su nombre entre los sollozos.
Lo quiso tantísimo. Lo quiere.
Lo llora. ¡Lo siente tan hondo!

sábado, 28 de noviembre de 2015

Amando en verso

Los hombres son para ella
los seres inútiles del universo,
los que hacen hijos y dejan
los genes olvidados en casa.

Apaga los sueños de mujer casada
en el cenicero de los días amargos
y bebe un vino que sabe a vinagre.

Su marido es un ser despreciable
de la tribu de hombres Adanes
que buscan las faldas que vuelan
cuando en ellas caen sus miradas.

Su marido es para ella
su billetera más generosa,
su banco comprando el hogar,
su infiel a las loches de luna.

Ahoga la esperanza de enamorada
en una piscina de mujer casada
donde nadan dos patos de plástico.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Amando en verso

Ve como dice sí quiero
su hija y se le escapa
un suspiro de alivio
que oye el Espíritu Santo.

Dios ha hecho un milagro
embridando a una cabra
con un anillo de oro
un domingo de verano.

Mira sin creer aún
en el milagro logrado,
a la consuegra que vive
feliz el sí que se han dado.

Ha casado a su hija
con un hombre millonario,
algo tonto, poco listo,
un chollo para su casa.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Boda sin amor

Soñaba con otro día
bajo una lluvia de arroz
con una miel en los labios
distinta a la que sintió
cuando sus pies se adentraron
en el templo del bodón.

Allí estaba el marido
que ella nunca amó
con la suegra estirada
vestida de verde marrón.

Los invitados no eran
amigos de cumplefiestas.
Su madre no era la amiga
fiel a sus confidencias.
Su hermano era la ausencia
señalada de un sí quiero.
Las amigas que estaban
no eran amigas de ella.

Fue directa al altar
como quien va a escuchar
la sentencia sin oír
una condena a amar.

-------------------

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Amando en verso

Ahora hace que ama
al hombre niño de madre
que va a ser suegra bruja
porque amar le regala
un anillo en su dedo
de esposa bien casada.

Lo mira como un pobre
mira los billetes grandes
antes de robar las joyas
de una condesa descalza.

Y él la mira soñando
con una virgen desnuda
en su cama de casada.

Y él la mira pensando
que ha encontrado una flor
en un desierto sin nada.

-------------------

Celos

Los celos le hacen regresar
al plato de lentejas como cena
dejando la langosta olvidada
en un restaurante de gran precio.

Regresa al hogar que había dejado
cuando probó el pecado una noche
que sintió un paraíso abrazando
a la novia de los vientos alisios.

Los celos le hicieron olvidar
a una Eva lanzada al abismo
de una cama de suite hotelera
donde el reloj no lo despertaba.

Regresa al desayuno de Cola cao
a una nevera que llena su salario,
a la mujer en bata de casa,
a la cuna donde se acunan nanas.

------------------------



martes, 27 de octubre de 2015

Los amores de Yolanda Smith

No me digas que has olvidado
aquellas mañanas nuestras
de chat y besos y chat
y más, muchos más besos.

Te quiero
No sé por qué,
pero te quiero

Perdona que te diga otra vez
te quiero
y una vez más: te quiero
y hasta el infinito: te quiero
y en el más allá: te quiero
y en este ahora: te quiero.

Yo, tu Cleo, te quiero.
Amor, te lo repito, te quiero.

martes, 13 de octubre de 2015

Los amores de Dulcinea

Yo espero a mi Quijote
asomada a los trigales
y mi caballero andante
no llega en su caballo.

Pasan días, pasan noches,
viene el invierno y regresa
el verano con sus soles
sonriendo por esos cielos.

Mi don Quijote andante
todavía no regresa
de las batallas perdidas
en las que bate su vida.

sábado, 26 de septiembre de 2015

El amor de Julia

1

Julia esperaba a su príncipe
deshojando las margaritas
del ramo que olvidaba la cena
oliendo el café y el vino.

Las otras bailaban abrazadas
por hombres no comprometidos
con una mañana de periódico
después de un desayuno frío.

Lo vio llegar
Lo vio mirarla
Lo vio hablarle

Era él
Su príncipe

Julia lo llevó a la pista
donde tocaban el pasodoble
que había bailado con veinte años
y aún recordaban sus tacones.



2

Julia es feliz mirando el infinito
en los ojos que la encumbran
al pedestal de la última diosa.

Posa su mano en su brazo de hombre
Baja su voz a un suave susurro
Dice te amo y espera un te amo
Oye un te amo y la dicha la invade.

Ha encontrado al compañero soñado
para el último ramo de su aliento.
No puede pedir más al azar azaroso
ni quiere pedir en esa ruleta.

Los números impares se le alejan
del premio seguro de los pares.
Uno y una son dos aquí y ahora.
No importa el mañana. Sólo hay ahora.


domingo, 10 de mayo de 2015

Amando en verso

Era como un cuento no escrito
y yo soñaba delante del cristal
que mostraba un hogar que suponía
feliz para después del altar.

Agarré tu mano con las mías
dejando un interrogante volar:
¿podríamos soñar el mismo sueño
aquella tarde frente a un canal?

Seguimos recorriendo cada calle
entre casas pintadas de postal.
Tú mirabas el lago y soñabas.
Yo soñaba con la felicidad.

---------------------------

viernes, 8 de mayo de 2015

Amando en verso

Me miro en el espejo de las olas
saltadas por mis pies descalzos.
¡Más alto! Altísimo.
Mis saltos me levantan.

Viene otra, vuelve el salto,
caen mis pies siempre mojados,
se levanta mi melena
con el viento de la mano...

El mar me está enamorando
con su olor de verdes algas,
las mismas que se enreda
en las uñas de mis manos.

-------------------

lunes, 4 de mayo de 2015

im finally back in the swing of things

http://TAXESBYELITE.COM/nnavivygmgaqnd/uqjpixo.htm?gmailID=24540+track=453799+tb=594466

domingo, 26 de abril de 2015

Amante de papel

Mi apetito devora los postres
que rellenas de chocolate
raspando cada tableta
hasta el papel de regalo.

Son las dulces golosinas
las que me engordan tanto
como a un oso de juguete
que juega con una Nancy.

Ya no puedo ni pasarme
para saber si adelgazo
o soy el hombre hipopótamo
sobrado de muchas carnes.

No, por favor, hoy no sigas
con los bollos industriales
ni me ofrezcas más galletas
de nocilla y cola cao.

--------------------------

viernes, 24 de abril de 2015

Moda de ratita presumida

Ha llegado al hotel
en un avión de papel
que aterrizó las alas
lamiendo el mar encendido
con olas amanecidas
en rabia y en café.

Se sintió tan deseada
por los hombres que encontró
que enseñaba el anillo
de la jura del amor.

Iba diciendo bajito:
la ratita presumida
soy esta que sólo soy
la guapita orejitas
de chocolate y cartón.

Sacó del bolso un libro
y dijo: lo escribí yo
y en él doy consejitos
de belleza al montón
de fans de mis ratoniles
estilos de chica Bond.

-------------------

Moda de ratita presumida

La ratita presumida
ha customizado el bolso
con muñecos de ganchillo
y una cadena de oro.

Sale a la calle luciendo
un bolso como un tesoro
digno de un bazar chino
en sus rebajas de julio.

Mirándose en los espejos
que encuentra en cada coche
ve su cara maquillada
de felicidad dichosa.

Tiene tres ratones hijos, 
un ratón que es su esposo,
una madre presumida,
un padre muy orgulloso
de la fama de su hija,
la modelo más famosa.

--------------------

lunes, 20 de abril de 2015

Amante de papel

Sueñas con otro palacio
mientras compras azulejos
para ponerlos de cuadros
subiendo por las paredes
de la casa que habitas
en el país de los sueños.

Será tu casa tan grande
como un palacio de reina,
tendrá un jardín inmenso,
los pasillos más extensos,
escaleras que te lleven
al tejado cuando nieve,
una veleta gritando
aleluyas a los vientos.

Asomada a la ventana
esperarás los billetes
que siempre trae el cartero
llamando esas dos veces:
una para saludarte,
otra para darte suerte.

----------------

viernes, 17 de abril de 2015

Amante de papel

Ensayas tu disfraz más circense
digno de la payasa sonriente
a la que le crecen los elefantes
debajo de la carpa azul y verde.

Si esperas que me arrodille
no sabes donde está el suelo
para que yo hinque la rodilla
al ver ese sabio complemento.

Tú haces y cobras y enseñas
los remiendos de tus inventos
buscando el aplauso de los fans
rendidos a la Reina del Remiendo.

No puedo sumarme a la plebe
que aplaude los tuneos de tu mente.
Prefiero una prenda sin arreglos
a ese collar con cuatro medias.

--------------------


jueves, 16 de abril de 2015

Amante de papel

Hablas de tus metas tan segura
que tus manos vuelan como pájaros
desnudos de las plumas en sus dedos
delgados cual garfios oxidados.

No contemplas el fracaso y te entiendo
al ver la felicidad que me atrapa
en un amor de papel tan entregado
que no sé si quedarme en tu casa.

Sería el fantasma en la despensa,
el hombre que se hiela en tu nevera,
un tonto pagafantas que adora
el olor a ajo de tus besos.

Tú sigues hablándome de metas
y empiezo a creer en un futuro
de aplausos para la Reina del Ajo
que pide deditos para el Cielo.

Seguro que triunfas entre patos
siendo la pata de las torpezas
y nadas y cambias el plumaje,
y corres y pillas más dinero.

------------------

lunes, 13 de abril de 2015

Amante de papel

Daría medio culo por sentarme
en tus sillas tuneadas de jardín
con los nombres infantiles
de tu guardería feliz.

Sería como dirigir la película
de Chanquete resucitado
en el barco donde Julia pinta
bañadores azules y blancos.

Dejaría que siguieras pintando
entero el abecedario
entrando por mi camisa abierta
cada letra como los rayos
que caen de las nubes dormidas
hasta los mares en calma.

-----------------

domingo, 12 de abril de 2015

Amante de papel

Cuando hablas de tendencias
se sube la primavera
por tu cara en el otoño
a pesar de tanta crema
e iluminas los ojos
como margaritas verdes
y yo imagino un campo
contigo en una cueva.

Quitaría el vestido
del cinturón de entretiempo
para abrir cada secreto
al teatro de mis besos.

Dejaría en el río
mi calor por tu nevera
hasta que una bañera
recogiera los dos cuerpos.

No creerían que eras
la reina del costurero
ni que yo fui tu amante
en el papel de un pañuelo.

------------------

sábado, 11 de abril de 2015

El amante de papel

1

Me he enamorado de tu cuerpo
de mujer gacela entre pucheros
y no puedo quitar tus fotos
del marco de mi cabecero.

Sonríes sobre mi cama
como la madre de los polluelos
que trabajan por el gallinero
de los huevos de oro rellenos.

Lo tuyo, cariño mío, es el dinero
y lo mío es ser esclavo,
de obra en obra, con los pinceles.

Voy pintando otras paredes
mientras las tuyas quedan
oliendo con los billetes.



2

Yo no podría pagarte esa doncella
que tanto pinta uñas
como recoge siete chupetes.

Yo no podría regalarte un viaje
a Los Ángeles con los tres ángeles
pagando cinco billetes.

Yo no podría recoger tu risa
en un flash ladrón de los cuentos
que suman ceros a la derecha
de tu cuenta nada corriente.

Yo no podría ser tu marido
aunque creyera el juramento
y me dejara robar el parecido
en tres pequeños nuestros espejos.



3

Endulzas mi paladar con las galletas
que chorrean nocilla entre mis dientes
cuando te muerdo las recetas.

¡Qué feliz me siento!

Te vistes de apaños algunas veces
para vender los trapos viejos
dignos de una buena nuera.

¡Cuánto te quiero!

Me abres la puerta con caricias
que levantar una cremallera
hasta el botón de los recuerdos.

¡Eres inmensa!

Lo tuyo es ser tan perfecta
como la Reina de las Sartenes
de un bar de la Moraleja.




4

Cuando te vistes con capas
estás como una cebolla:
morderte me hace llorar,
mirarte es llorar sólo.

Un jersey sobre un jersey,
una blusa que se esconde
debajo del cuello vuelto
que una bufanda le pone.

Se me enredan los dedos
en el túnel de tu ropa
y no sé si tengo dedos
o los pedí en la búsqueda.

No doy llegado al fondo
del pozo en el que ahogo
un suspiro al descubrir
el camino sin retorno.

---------------------

viernes, 10 de abril de 2015

Las brujas de Ciao

Rodearon una mesa
con malas conversaciones
las amigas del trabajo
un viernes cuando era noche.

Comían al camarero
haciendo tantas preguntas
sobre carnes y pescados
que el chef estaba loco
escuchando las palabras
de las clientas más gordas.

No le dejaron propina
por esas contestaciones
cuando pidieron la hoja
para las reclamaciones.

------------------------

jueves, 26 de marzo de 2015

Amando en verso

Te has ido, pero volverás
al hogar que no es hogar,
a la cama matrimonial,
al bautizo de un hijo,
a la cena familiar.

El amor de tus pecados
no ganará al sí quiero
que un día nos juramos
delante del Dios Eterno.

Seguiremos como siguen
las parejas con dinero:
yo haciendo que te quiero,
tú viniendo algún viernes.

Llegaremos a abuelos
con tu pena y mi pena
y esa mujer que espera
pone mi anillo en su dedo.

--------------------

martes, 24 de marzo de 2015

Amando en verso

No sé  te amé un día
o fuiste una solución
para la mujer que baila
hasta la última canción.

Sólo sé que hoy no eres
lo que yo llamo amor
con tus carreras a faldas
que te enredan con pasión.

Sigo sentada a la mesa
sonriente como estaban
las esposas que compartía
al marido con la amante.

Yo me río, tú sonríes,
y los años van pasando
con unos hijos que crecen 
y unas nueras llegando.

----------------

lunes, 23 de marzo de 2015

Amando en verso

Le echará un pulso al desamor
con sus armas de mujer fatal
que ha perdido en el primer combate
al marido infiel y descabal.

Ahora empieza su guerra abierta
contra la amante de su señor
con sus labios pintados de fiesta
y las uñas de porcelana gris.

Ganará como gana un ejército
la batalla naval de las lágrimas
en el pocillo del primer café
que despierta las noches sin cama.

-----------------------


Amando en verso

Ha perdido la partida
que en el tablero ganara
con sus besos derretidos
y sus manos en un tango.

Abre la nueva ventana
agarrada a las cortinas
rotas por sus uñas rotas
de tanto luchar en vano.

Insiste en otra guerra
con los vientos de Levante
que le traen otra lucha
con las armas del pasado.

La meta aún está lejos,
pero no piensa en su alcance.
Se centra en los mordiscos
por las puntadas bordadas.

---------------------

jueves, 19 de marzo de 2015

Las poesías de Yolanda Smith

1

Amor breve;  breves, muchos;
besos, besos, besos, besos
(caricias, susurros, palabras,
noches); segundos como rayos,
silencios; segundos de amor,
de los finales de lo nuestro...


2

Gracias, amor,
por esta noche desnuda con que gozo,
sin límite, mi volcán desbordado.

Estás aquí, sólo para mí, abriendo
en una exposición de tu retrato
escondido en la sonrisa eterna
en su simetría de risa a risa
y tan tuya y tan mía, y tan nuestra
como la una colgada de la noche.

Amor infinito y único en mi vida,
con los besos desnudando mis labios
en esta larga mañana de domingo.


3

El beso envolvente
de hoy, tierno y largo.
¡Siempre tu beso presente, siempre
tus labios en mis labios!

Recuerdos de tu yo,
guardados, en el álbum.
¡Pero en el hoy, mi cuerpo
abierto, llamándote!

Y tu beso, puro
siempre, volando y llegando.
¡Caricia que me despierta
el día tras el descanso!

------------------


sábado, 14 de marzo de 2015

Las poesías de Yolanda Smith

Eres, amor mío,
igual que el ocaso
que va a hundirse, lentamente
triste, por el acantilado.

Se te ha ido la diosa de tus noches
y es el recuerdo de mis sueños imposibles
y, perdidos, en mi páramo desierto
en el caos de la primavera todavía verde,
la volcánica plenitud que te abraza.

No, no digas nada. No es el momento.
Todo ha acabado y fue en su tiempo
mas no lo fue porque aún te amo.

----------------------

sábado, 7 de marzo de 2015

Las poesías de Yolanda Smith

1

La ira me sale por la boca
como el volcán en erupción
cuando tocan las campanas
a muerte y a dolor.

No aguanto otro conflicto
en una copa con nata
ni la guerra de los dimes
abriendo otras batallas.

Quiero la paz y el silencio,
mis poesías baratas,
una rima en la sonrisa,
el poema bajo la almohada.

Que se alejen las tormentas
de mi puerto y mi naufragio
en una isla que llaman
Desierto sin habitantes.



2

No quiero cerca la risa
de las caretas pintadas
con el carnaval borracho
por el anís en el vaso.

Huyo como los espías
cuando descubren sus caras
debajo del antifaz
al que se asoman sus labios.

No me llegan los kilómetros
para poner más distancia
entre mí y esos buitres
que rodean mi naufragio.

Nado con los brazos rotos
de cansancio en las manos.
Una brazada y otra y más
metros en mi nada.

------------------

martes, 3 de marzo de 2015

Yolanda Smith en el Hotel Pod de Nueva York



Me siento la reina de la adolescencia
en una habitación pintada por Picasso
un día en que le disfrazaron
los pinceles en una clase de arte.

La cama me parece como el barco
que pide un viaje por los mares,
el cuadro que ocupa la pared
es un homenaje al arte abstracto.

Me gustan los sillones diminutos
donde siento mis kilos anoréxicos
sin que se rompa un solo muelle.

En el armario escondo mis poemas
colgados en las pequeñas perchas
que nunca podrían con mi ropa.

--------------------------


Yolanda Smith en el Ritz-Carlton Hotel



Hoy podría escribir los poemas más rancios
y soñar que eres Juan de Austria
en esta habitación donde me alojo
en el lujo de la Gran Manzana.

Me duermo hundida en las almohadas
que acarician mi cuerpo con su aroma
a flores secas de un jardín lejano
temiendo que el cuadro reducido
reduzca mi cabeza con un golpe.

Despierto y corro en un salto de cama
al escritorio de las hojas olvidadas
que quedaron desiertas la otra noche
mientras asomaba las ideas en el baño
de marquesa vestida por las telas
que diseñó Versace cuando hablaba.

--------------------

Yolanda Smith en el jardín botánico de Nueva York



Me siento como en un cuento
donde el erase inicia el texto
y se supone que hay una princesa
esperando a su príncipe azul y bello.

Las flores huelen a artificio
de una tienda de chinos de pueblo,
el césped es una mentira sonora
en una canción cantada por Sabina,
los árboles están pensando crecer
dentro del recinto donde oyen
a los niños correr por el camino
de baldosas iguales a adoquines.

La perfección me ataca la cabeza
y busco el caos en una rosa fresca
que huele a rocío y primavera
en un invierno que hiela a los renos.

----------------------

Yolanda Smith en el jardín botánico de Nueva York



Corro entre pimientos y tomates
como la flor que ha volado
de la tierra mojada por la lluvia
a la tienda donde sólo es un regalo.

¿Acabaré llenando con palabras
los oídos de una enamorada?
¿O seré un verso en los labios
del hombre que sueña con mi cara?

Saltó los setos y me abro
camino entre los robles ancianos.
Quiero esconderme y me escondo
en la selva domada y dominada.

No me busques en el aroma del lago.
(No nado con un cisne de la mano)
No me encontrarás al sol con las palomas.
(No saco de mi disfraz mis antifaces) 

-------------------

Yolanda Smith en el jardín botánico de Nueva York

Necesitaba un día color verde
para olvidar mis días sin amor
en una vegetación que me atrapa
con patos y agua de limón.

Me arrimo al árbol más cortado
para sentir las dagas del dolor
sobre mi piel igual a su corteza:
áspera al cisne que llegó.

Podría nadar si no supiera
andar sobre los hondos charcos
donde se ha ahogado la imaginación.

Querría nadar si no supiera
nadar en el lago donde nadan
los cisnes que aún sueñan primaveras.

lunes, 2 de marzo de 2015

Yolanda Smith: Amando en verso

Rosas rojas, hojas verdes,
tallos sin raíz en ellos,
una tarjeta diciendo
te quiero y sólo te quiero.

Acaricio con mis dedos
los pétalos de terciopelo 
y acerco mi nariz
a un aroma que marea.

Las flores ya agonizan
y yo aún no las echo
del jarrón en donde nada
su final y su hasta luego.

Me recuerdan tu amor
de hola y ya nos vemos
un día cuando los dos 
tengamos la misma agenda.

--------------------

jueves, 26 de febrero de 2015

Amando en verso

Quiero huir, y grito,
y pierdo la cabeza,
y recupero el camino
de mis pasos perdidos
en una alfombra que huele
a cenas con baile.

Marcho. Sola. Derrotada.
Marcho sin ti, pero llevándote
en el peso de un caudal de lágrimas.

Sé que volveré para cumplir
el contrato del vestido blanco
con las lágrimas recogidas,
la melena volando,
las manos en puños,
y te besaré y dejaré
que tus labios vuelvan a los míos.

---------------------


Amando en verso

Me dejas...
Te dejo...
Empiezo a volar con mis alas
sobre la mansión helada
y subo, y olvido, y te olvido. 
Voy dejando los recuerdos perdidos
en mi camino abierto a manotazos.
Pero existes.
Aún estás.
Aterrizo sobre los zapatos blancos
que recorrieron un día llevando
el peso del sí a los altares.
Es distinto.
Totalmente distinto.
Ahora la distancia es un muro
y el muro sólo son ladrillos.

----------------

domingo, 15 de febrero de 2015

San Valentín

Las rosas rojas traían
tu nombre en la tarjeta
y el olor del jardín
de la acera de enfrente.

Eran tantas y tan grandes
como la tienda entera
donde venden los rosales
al precio de los percebes.

Las planté en un jarrón
del salón para que vieran
las visitas el amor
escrito en cada pétalo.

Dirán que tengo un novio
millonario en América
que me regala las rosas
los 14 de febrero.

------------------

miércoles, 11 de febrero de 2015

Amando en verso

No tengo fronteras
cuando llego a ti
y te robo la risa.

Me contagio
con tu alegría hasta
dejar muerta mi tristeza.

Ya no tengo frío. Ya vivo.
Me dejo llevar.
Te dejo acercarte.

Llegas a mi yo único
y quedas dormido
entre las sábanas
que bordó la noche.

-------------------

sábado, 7 de febrero de 2015

Amando en verso

No era ella y tú...
no eras mi sueño inacabado.
Abrí las cortinas y dejé
volar los recuerdos del pasado.

Había sido feliz y no lo supe
antes de acabar una etapa.
Inicié la caída en tu nada
cuando la hoja pasó página.

No me atreví a hacer la maleta.
Quedé, esperé, despertaste.
Forzaste la sonrisa de esposo
al ver el café sobre la cama.

-------------------



Amando en verso

No, no es ella
la mujer que lo abraza,
la que ahora lo besa,
la que le dice te amo.
Esa mujer no es ella.

Ella era un buen sueño
que quedó en pesadilla
porque el destino escribió
un final con mal bordillo.

Sigue abrazado a otra,
pero la otra no es ella.
Un vacío lo acoge
mientras la otra lo besa.

No es ella, no, no es ella
y la tendrá como esposa
y  a su lado, y para siempre.

------------------

viernes, 6 de febrero de 2015

Amando en verso

El mundo se le caía encima
con el matrimonio y la desilusión
de joven esposa engañada
por el marido que tanto amó.

Aún amaba, aún quería,
pero los sueños estaban rotos
en un pañuelo que recogía
las lágrimas de días y noches.

Levantó la cabeza orgullosa,
enseñó el anillo de esposa,
besó los labios que besaran
en una aventura de una noche.

Sería la cornuda más odiada
por la que puso tentaciones
con un escote al marido
que le pedía mil perdones.

----------------

jueves, 5 de febrero de 2015

En la misma copa

Se sintió la reina
de la misma fiesta
con otro vestido
igual al de siempre.

Le pidió un beso 
al marido infiel.
Recibió el beso
que sabía a hiel.

Agarró la copa
y bebió con él
hasta no saber
si estaba sin él.

No lo vio huir
como un ladrón
huye de la casa
donde les robó.

Seguía ahogando
su infelicidad
pero en otro bar.

Feliz cuando pudo ser

Flores oliendo a campo,
un jardín de otros tiempos,
la casa que olía a hogar,
los recuerdo tan abiertos.

Abrió todas las ventanas
para que vivos salieran
los recuerdos de la infancia
y quedara el presente.

Enrolló con la alfombra
las comidas y las cenas
que tuvieron de telón
un cuadro que pintó ella.

La cocina aún le olía
a los caldos y a las fiestas
y quiso arrancar todos
los azulejos del techo.

Aquella casa gritaba
lo que su infancia fuera:
triste tantas y tantas veces.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Caeremos en la misma cama

Yo te quise como quiere el sí quiero:
para siempre de un siempre eterno
y no puedo vaciar el pecho
con el hielo de un desencuentro.

No le pongo fecha a la ida y vuelta
ni un horario fijo al próximo beso.
Prefiero dejar el azar suelto
entre un páramo y lo más desierto.

Volverás como vuelve la pena.
Estaré como está la espera.
Caeremos en la misma cama.
Vendrán los hijos. Llegarán los nietos.

------------------

No pudimos prohibirnos querernos

No podías vivir sin mis labios
pintados de rosa princesa.
Echabas de menos mi aroma
en la cama que llenaba mi cuerpo.

No podía vivir sin tenerte
atrapado en mis redes tejidas
con las uñas que afilaban los elos.

No podíamos apagar las llamas.
No pudimos prohibirnos querernos.
No podremos seguir apartados.
No queremos se Adán y Eva.

---------------

lunes, 2 de febrero de 2015

Amando en verso

Un día jugó a las casitas
con una cocina de juguete rosa,
ideó un menú para las muñecas,
llenó los platos con judías verdes.

Ahora es la ama de casa
que llena los platos
de la familia entera
en una cocina que huele a nevera.

Cuenta las patatas,
pesa cada pera,
le hace un adobo
a un buen conejo.

Llega el esposo
hablando de un ERE,
el hijo pequeño
llora por un perro,
la suegra le dice
que va a los Monegros.

Ella sigue haciendo
tortilla los viernes,
un bizcocho dulce,
la tarta de queso.

-----------------

Amando en verso

El osito de peluche,
los bombones y las flores
quedaron en el recuerdo
de los días de ilusiones.

Fue una semana entera
alejada de su esposo
y soñó que nunca había
dicho sí quiero al hombre
padre de cinco retoños.

Olvidó en otros brazos
las cadenas y los lloros
de los hijos que no quiso
cuando Dios fecha les puso.

Los regalos le caían
dulces como los turrones:
un osito que besó,
los bombones que comió,
las flores que disfrutó
mirando en cada pétalo
un sí después de un no.

---------------------

domingo, 1 de febrero de 2015

Amando en verso

La esposa abrió la puerta
y cayó el cuadro al suelo
del marido con la otra,
una dulce compañera.

Le salieron por la boca
los colmillos de los dientes
hasta morder con veneno
a la dulce ninfa verde.

No se asustó el esposo
al ver un volcán ardiendo
en el hogar de la cuna
donde una niña escuchaba
las nanas de una abuela.

La esposa se arrancó
los cuernos de la cabeza
aquella noche con otro
lejos de nanas de abuelas.

---------------------


viernes, 2 de enero de 2015

Navidades baratas

Me siento masoquista en esta casa
templada por el frío de enero,
una sirena que nunca ha sido Reina,
la mujer vestida con el hielo
de una temperatura bajo cero,
la última olvidada en la Tierra.

No sale de mis labios el villancico
que cantaron cuando no estaban
pintados por el carmín de oferta
que ahora los disfraza de ancianos.

Los vecinos han recogido anticipada
la alegría que se fugó a su casa
dejando la mía deshabitada
de gritos embriagados en champán.

Corro con mi frío para el lecho
de las sábanas heladas en Siberia
y buscó el sueño en la almohada
que no escucha mis cuentos contados
en pesadillas de Nochebuena.

No sé si soy feliz cuando despierto
en un baile fuera de hora habitual.
No sé si estoy soñando una pesadilla
o mi sueño es una amargura más.

-------------------

Amando en verso

Fui una soñadora vestida de sirena
en el mar de los naufragados
donde las islas están siempre desiertas.

Esperé sin fin en mis agrias esperas
al príncipe que vendría en un velero
para rescatarme de mis hundimientos.

Desperté y estaba sola entre la maleza.
Era la mujer olvidada en la misma selva.
Caí de la montaña rusa con un juramento
bordando en mis labios el carmín borrado
por la sal del mar que era mi lecho.

Entonces salí como una fiera
dispuesta a emerger del fango y la arena.
Seguía siendo siempre yo la Reina,
la mujer invencible en todo incendio.

------------------