Muchas gracias por tu donativo







viernes, 9 de octubre de 2009

Momentos

1
 
Hiciste un alto
en tu guerra
y quedaste pintado
en el lienzo de tela.
 
El mundo era bello.
 
Un árbol hacía
de paraguas verde.
 
El caballo lamió
tus botas buscando
una vaca muerta.
 
Tú seguías perdido
en tus pensamientos.
 
El mundo era bello.
 
 
 
2
 
Desnudan el mar
con su desnudez
retando a las olas
a quedar de pie.
 
Uno y dos son tres.
 
El primero nada,
el segundo mira,
el tercero toca
la tierra que pisa.
 
Uno y dos son tres.
 
Las olas rehuyen
al trio infantil
temiendo ataudes
de nieve comer.
 
Uno y dos son tres.
 
 
3
 
Iban a caer
con un padrenuestro
rezado por monjes
"no me matarás".
 
Iban con el alma
libre de pecado
hacia el más allá.
 
Iban al abrazo
del Cielo infinito
con la puerta abierta
en un paredón.
 
Iban tan despacio
que uno gritó:
aquí yo espero
un tiro de amor.
 
 
4
 
Se amaron hasta morir
en el último intento
de hacerse esposos
delante de Dios.
 
Hoy los llora la suegra,
y la abuela, y la madre,
y una vecina que los comprendió.
 
Hoy derrumba su cuerpo
la amiga del alma
sobre el ataúd.
 
Parece imposible
que acabe una boda
en la última celebración.
 
 

jueves, 1 de octubre de 2009

Los días que amé

1
 
El último sitio
y la soledad
son el abrazo
del pasado perenne.
 
Fueron ellos...
Ahora otros viven
un capítulo idéntico.
 
Quisiera gritarles
desde sus fragmentos,
decirles que se acaba
con la página triste
el último beso.
 
Se van...
Ya no puede teñir
su cielo azul
con sus nubes negras.
 
Calla... y se va
arrastrando su equipaje
tras ella.
 
 
2
 
Ya no se siente
la misma mujer,
ni nunca fue ésta
que el espejo ve:
un fondo de armario
estrenado en nuevos
vestidos iguales
a los que vistió.
 
Derrumba su yo
al pensar en él.
No existe. No está.
¡Qué duro es perder!
 
Agarra el espejo
y se rompe en él
dejando un río
corriendo a sus pies.
 
 
3
 
Sólo le queda
la paloma lenta
de la libertad,
y le pone alas,
y la hace volar.
 
¿Qué importa el precio
si vuela sin más?
 
Arriba, arriba;
¡Ay que se me cae!
 
Viene un avión
y une una ala
al ala metal.
 
Ahora su vuelo
es como silbar:
muy fácil, muy fácil,
y más lo será.
 
 
4
 
Se refugia en el parque
donde hablan los recuerdos.
han pasado pocos años.
han llovido muchos hechos.
 
Pasea el escenario
donde vivió los momentos
que huyeron como el viento
en su último recuerdo.
 
Él se fue.
Nada le queda.
 
Es un cero que no encuentra
una cifra a su derecha.
 
Es viuda de sus sueños.