Muchas gracias por tu donativo







martes, 26 de abril de 2016

Amando en verso

Después de su viaje a París
regresó al nido imposible
donde el amor era un beso
entre un grito y un berrinche.

Volvieron el desorden y el caos,
los manteles oliendo a nocilla,
las trenzas y pelos despeinados,
mochilas llenas de matemáticas.

Apareció la suegra a las doce,
la madre siguió al teléfono,
vino un vendedor de seguros,
el butanero le tiró los tejos.

Su vida volvía a ser su vida
en una carrera de maruja
que sale con la lista escrita
y regresa con la compra lista.

-----------------------------

Amando en verso

Vendía flores pintadas
con colores arco iris,
un cóctel tan chispeante
que abría las sonrisas.

Siempre pintó cada pena
hasta traer el olvido
por encima de las capas
de pintura óleo y tinta.

Siempre vendió ilusión
mercadillo a mercadillo
a un precio que metía
productos en los bolsillos.

Vendía cuadros pintados
con flores y corazones
unos rojos, otros verdes,
los menos marrón oscuro.

-----------------------

lunes, 25 de abril de 2016

Amando en verso

La vida era maravillosa
con los hijos lejos
y un marido en Roma.

La vida era una incógnita
con una fecha de divorcio
rondando sus pensamientos.

La vida era una tómbola
que la premiaba con otro
relleno para su alcoba.

La vida era el camino
que te lleva sin dejarte
abrazar la primavera.

La vida era un brindis
con un café amargado
por azúcares de peras.

-----------------------

Amando en verso

Llegó a París como Cervantes
llegó a la Batalla de Lepanto:
con ganas de ganar medallas
en una guerra declarada.

Miró una a una las fachadas,
buscó aposento y caviares,
dejó una propina diminuta,
subió a un taxi ya borracha.

La vida era bella como el Sena
que salpicaba a los turistas
con gotas de contaminación.

Bajó los pies de los zapatos
apeando sus dedos del dolor
y se sintió una bella flor.

------------------------

martes, 19 de abril de 2016

Amando en verso

La vida es una fiesta de colores
con las noches llenas de canciones
y nosotros vivimos cada fiesta
como un oasis en una copa.

Dejamos los día aparcados
debajo de la luna de la noche,
llenamos de olvido los recuerdos
del coste de la cesta de la compra.

Toca emborrachar nuestros segundos,
beber las botellas de una a una,
llenar el paladar con los placeres,
bailar el vals por el Danubio.

Hoy seremos felices porque sí
y no me digas que no puedes
alargar la sonrisa hasta el alba
y apear tu yo de tus problemas.

-----------------------

lunes, 18 de abril de 2016

Amando en verso: Salí del pozo

Salí del pozo cantando
al amor que me hundió
en el túnel donde nada
la cruel desilusión.

Fui asomando el tinte
color ángel al diluvio
que caía de un cielo
azul pintado de rosa.

Sigo siendo la hermosa
mujer que pone las flores
en el jardín donde beben
los amantes de mi prosa.

--------------------

Amando en verso: Un amor así así


El nuestro es un amor así así
y así así te hago feliz
igual que así así estás ahí
haciéndome así así feliz.

No le doy un beso que no pague
en ampliar mi fondo de armario.
No le aterciopelo las noches
si no sube a mi dedo un diamante.
No adorno su lado derecho
cuando el regalo no vale.

Me gusta este amor de así así
que nunca me hace sufrir
porque así así lo disfruto
y así así soy muy feliz.

------------------


viernes, 15 de abril de 2016

Amando en verso

Caí como un árbol roto
a tus pies sedientos
de maderas nobles.

sufí todo el abandono
cuando tú volabas
el jardín de otro.

Vengué los besos a otras
robando al futuro
la paz con nombre.

Marché sin decir adiós
a aquellos espejos
que vieron mi rostro.

El árbol caído
tenía más hojas
de nata y luna.

--------------------



Amando en verso

Odió como odia la envidia,
amó como ama el perdón,
vengó el abandono con veneno,
rompió los recuerdos con dolor.

No quiso enterrar aquella guerra
cuando la paz se le acercó
para besarla con la rama verde
de un olivo verde y marrón.

Era la esposa abandonada,
la madre que no huyó
acunando el nacimiento
en un nuevo y viejo yo.

-----------------------

domingo, 3 de abril de 2016

Amando en verso

Nunca una casa fue más vista
que la choza de Marujita,
la madre de cuatro hijos,
esposa de don Paquito.

Lleva a ella arquitectos,
decoradores y artistas,
invita a sus progenitores,
don Javier y doña Sarita.

La uso en un anuncio
del periódico más leído
por los que buscan noticias
de fútbol tras un domingo.

Marujita es millonaria
y nos lo cuenta y lo dice
enseñando y presumiendo
de tener un buen cobijo.