Muchas gracias por tu donativo







jueves, 26 de febrero de 2015

Amando en verso

Quiero huir, y grito,
y pierdo la cabeza,
y recupero el camino
de mis pasos perdidos
en una alfombra que huele
a cenas con baile.

Marcho. Sola. Derrotada.
Marcho sin ti, pero llevándote
en el peso de un caudal de lágrimas.

Sé que volveré para cumplir
el contrato del vestido blanco
con las lágrimas recogidas,
la melena volando,
las manos en puños,
y te besaré y dejaré
que tus labios vuelvan a los míos.

---------------------


Amando en verso

Me dejas...
Te dejo...
Empiezo a volar con mis alas
sobre la mansión helada
y subo, y olvido, y te olvido. 
Voy dejando los recuerdos perdidos
en mi camino abierto a manotazos.
Pero existes.
Aún estás.
Aterrizo sobre los zapatos blancos
que recorrieron un día llevando
el peso del sí a los altares.
Es distinto.
Totalmente distinto.
Ahora la distancia es un muro
y el muro sólo son ladrillos.

----------------

domingo, 15 de febrero de 2015

San Valentín

Las rosas rojas traían
tu nombre en la tarjeta
y el olor del jardín
de la acera de enfrente.

Eran tantas y tan grandes
como la tienda entera
donde venden los rosales
al precio de los percebes.

Las planté en un jarrón
del salón para que vieran
las visitas el amor
escrito en cada pétalo.

Dirán que tengo un novio
millonario en América
que me regala las rosas
los 14 de febrero.

------------------

miércoles, 11 de febrero de 2015

Amando en verso

No tengo fronteras
cuando llego a ti
y te robo la risa.

Me contagio
con tu alegría hasta
dejar muerta mi tristeza.

Ya no tengo frío. Ya vivo.
Me dejo llevar.
Te dejo acercarte.

Llegas a mi yo único
y quedas dormido
entre las sábanas
que bordó la noche.

-------------------

sábado, 7 de febrero de 2015

Amando en verso

No era ella y tú...
no eras mi sueño inacabado.
Abrí las cortinas y dejé
volar los recuerdos del pasado.

Había sido feliz y no lo supe
antes de acabar una etapa.
Inicié la caída en tu nada
cuando la hoja pasó página.

No me atreví a hacer la maleta.
Quedé, esperé, despertaste.
Forzaste la sonrisa de esposo
al ver el café sobre la cama.

-------------------



Amando en verso

No, no es ella
la mujer que lo abraza,
la que ahora lo besa,
la que le dice te amo.
Esa mujer no es ella.

Ella era un buen sueño
que quedó en pesadilla
porque el destino escribió
un final con mal bordillo.

Sigue abrazado a otra,
pero la otra no es ella.
Un vacío lo acoge
mientras la otra lo besa.

No es ella, no, no es ella
y la tendrá como esposa
y  a su lado, y para siempre.

------------------

viernes, 6 de febrero de 2015

Amando en verso

El mundo se le caía encima
con el matrimonio y la desilusión
de joven esposa engañada
por el marido que tanto amó.

Aún amaba, aún quería,
pero los sueños estaban rotos
en un pañuelo que recogía
las lágrimas de días y noches.

Levantó la cabeza orgullosa,
enseñó el anillo de esposa,
besó los labios que besaran
en una aventura de una noche.

Sería la cornuda más odiada
por la que puso tentaciones
con un escote al marido
que le pedía mil perdones.

----------------

jueves, 5 de febrero de 2015

En la misma copa

Se sintió la reina
de la misma fiesta
con otro vestido
igual al de siempre.

Le pidió un beso 
al marido infiel.
Recibió el beso
que sabía a hiel.

Agarró la copa
y bebió con él
hasta no saber
si estaba sin él.

No lo vio huir
como un ladrón
huye de la casa
donde les robó.

Seguía ahogando
su infelicidad
pero en otro bar.

Feliz cuando pudo ser

Flores oliendo a campo,
un jardín de otros tiempos,
la casa que olía a hogar,
los recuerdo tan abiertos.

Abrió todas las ventanas
para que vivos salieran
los recuerdos de la infancia
y quedara el presente.

Enrolló con la alfombra
las comidas y las cenas
que tuvieron de telón
un cuadro que pintó ella.

La cocina aún le olía
a los caldos y a las fiestas
y quiso arrancar todos
los azulejos del techo.

Aquella casa gritaba
lo que su infancia fuera:
triste tantas y tantas veces.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Caeremos en la misma cama

Yo te quise como quiere el sí quiero:
para siempre de un siempre eterno
y no puedo vaciar el pecho
con el hielo de un desencuentro.

No le pongo fecha a la ida y vuelta
ni un horario fijo al próximo beso.
Prefiero dejar el azar suelto
entre un páramo y lo más desierto.

Volverás como vuelve la pena.
Estaré como está la espera.
Caeremos en la misma cama.
Vendrán los hijos. Llegarán los nietos.

------------------

No pudimos prohibirnos querernos

No podías vivir sin mis labios
pintados de rosa princesa.
Echabas de menos mi aroma
en la cama que llenaba mi cuerpo.

No podía vivir sin tenerte
atrapado en mis redes tejidas
con las uñas que afilaban los elos.

No podíamos apagar las llamas.
No pudimos prohibirnos querernos.
No podremos seguir apartados.
No queremos se Adán y Eva.

---------------

lunes, 2 de febrero de 2015

Amando en verso

Un día jugó a las casitas
con una cocina de juguete rosa,
ideó un menú para las muñecas,
llenó los platos con judías verdes.

Ahora es la ama de casa
que llena los platos
de la familia entera
en una cocina que huele a nevera.

Cuenta las patatas,
pesa cada pera,
le hace un adobo
a un buen conejo.

Llega el esposo
hablando de un ERE,
el hijo pequeño
llora por un perro,
la suegra le dice
que va a los Monegros.

Ella sigue haciendo
tortilla los viernes,
un bizcocho dulce,
la tarta de queso.

-----------------

Amando en verso

El osito de peluche,
los bombones y las flores
quedaron en el recuerdo
de los días de ilusiones.

Fue una semana entera
alejada de su esposo
y soñó que nunca había
dicho sí quiero al hombre
padre de cinco retoños.

Olvidó en otros brazos
las cadenas y los lloros
de los hijos que no quiso
cuando Dios fecha les puso.

Los regalos le caían
dulces como los turrones:
un osito que besó,
los bombones que comió,
las flores que disfrutó
mirando en cada pétalo
un sí después de un no.

---------------------

domingo, 1 de febrero de 2015

Amando en verso

La esposa abrió la puerta
y cayó el cuadro al suelo
del marido con la otra,
una dulce compañera.

Le salieron por la boca
los colmillos de los dientes
hasta morder con veneno
a la dulce ninfa verde.

No se asustó el esposo
al ver un volcán ardiendo
en el hogar de la cuna
donde una niña escuchaba
las nanas de una abuela.

La esposa se arrancó
los cuernos de la cabeza
aquella noche con otro
lejos de nanas de abuelas.

---------------------