Muchas gracias por tu donativo







domingo, 29 de noviembre de 2015

Amando en verso

Era su hermano y ahora es...
dicen que un difunto.
No lo imagina. No cree. Duda.
Fueron dos hermanos en guerra
y ahora son el adiós y el hola.
Las guerras de antaño acaban
en una misa cantada por curas.

Amando en verso

Lo quiere como el día del sí quiero
y siente lo que siente una viuda
cuando el divorcio es un no más
discusiones dentro del mal matrimonio.

No volverán a las sábanas bordadas
de un ajuar herido por los celos
ni intentará ser madre de su hijo
ahora que se sabe un abandono.

Él voló como vuelan los peces
cuando huyen de las sirenas rojas.
Él quedó en el vuelo colgado
de dos nubes que no fueron rosas.

Le caen las lágrimas, y llora,
y deja su nombre entre los sollozos.
Lo quiso tantísimo. Lo quiere.
Lo llora. ¡Lo siente tan hondo!

sábado, 28 de noviembre de 2015

Amando en verso

Los hombres son para ella
los seres inútiles del universo,
los que hacen hijos y dejan
los genes olvidados en casa.

Apaga los sueños de mujer casada
en el cenicero de los días amargos
y bebe un vino que sabe a vinagre.

Su marido es un ser despreciable
de la tribu de hombres Adanes
que buscan las faldas que vuelan
cuando en ellas caen sus miradas.

Su marido es para ella
su billetera más generosa,
su banco comprando el hogar,
su infiel a las loches de luna.

Ahoga la esperanza de enamorada
en una piscina de mujer casada
donde nadan dos patos de plástico.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Amando en verso

Ve como dice sí quiero
su hija y se le escapa
un suspiro de alivio
que oye el Espíritu Santo.

Dios ha hecho un milagro
embridando a una cabra
con un anillo de oro
un domingo de verano.

Mira sin creer aún
en el milagro logrado,
a la consuegra que vive
feliz el sí que se han dado.

Ha casado a su hija
con un hombre millonario,
algo tonto, poco listo,
un chollo para su casa.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Boda sin amor

Soñaba con otro día
bajo una lluvia de arroz
con una miel en los labios
distinta a la que sintió
cuando sus pies se adentraron
en el templo del bodón.

Allí estaba el marido
que ella nunca amó
con la suegra estirada
vestida de verde marrón.

Los invitados no eran
amigos de cumplefiestas.
Su madre no era la amiga
fiel a sus confidencias.
Su hermano era la ausencia
señalada de un sí quiero.
Las amigas que estaban
no eran amigas de ella.

Fue directa al altar
como quien va a escuchar
la sentencia sin oír
una condena a amar.

-------------------

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Amando en verso

Ahora hace que ama
al hombre niño de madre
que va a ser suegra bruja
porque amar le regala
un anillo en su dedo
de esposa bien casada.

Lo mira como un pobre
mira los billetes grandes
antes de robar las joyas
de una condesa descalza.

Y él la mira soñando
con una virgen desnuda
en su cama de casada.

Y él la mira pensando
que ha encontrado una flor
en un desierto sin nada.

-------------------

Celos

Los celos le hacen regresar
al plato de lentejas como cena
dejando la langosta olvidada
en un restaurante de gran precio.

Regresa al hogar que había dejado
cuando probó el pecado una noche
que sintió un paraíso abrazando
a la novia de los vientos alisios.

Los celos le hicieron olvidar
a una Eva lanzada al abismo
de una cama de suite hotelera
donde el reloj no lo despertaba.

Regresa al desayuno de Cola cao
a una nevera que llena su salario,
a la mujer en bata de casa,
a la cuna donde se acunan nanas.

------------------------