Muchas gracias por tu donativo







jueves, 5 de noviembre de 2009

Un brazo sin pan

1
 
Eran tantos
que dejaron la mesa
vacía con las miradas.
 
Encogió el pan.
Marchó el agua.
Alguien recordó
el vino que faltaba.
Nadie habló de carnes.
 
Callaban. Quedaban. Miraban.
 
El blanquísimo mantel
era una pista de nieve
para los cubiertos.
 
Un niño hizo un trineo
con dos tenedores.
 
Los viejos rezaban.
 
Se levantó la mujer
y multiplicó los platos.
 
Comieron.
 
 
2
 
Cayó enterrado
entre los brazos.
Había muerto.
Un "señor" había muerto.
 
Se abrió el Cielo.
 
Dios, la Virgen, los santos,
el mismo Jesucristo
lo acogieron.
 
Ya estaba en el Cielo.
 
Abrió los ojos a la vida eterna
y tuvo miedo,
mucho miedo,
infinito miedo.
 
No había criados en el Reino.
 
Lloró por ellos.
 
 
3
 
El niño conoce
por primera vez
la pobreza en su cara
y la madre descubre
un brazo sin pan.
 
Señala el niño
la tela zurcida
y dice la madre:
bordados, mi amor.
 
El niño descubre
los pechos sin leche
y le cae lluvia
de quien lo parió.
 
Señala el niño
dos grifos abiertos
bajo las dos cejas
castañas marrón.
 
No lloro, mi niño,
es la emoción.
 
 
4
 
Le reza a Dios
con los dedos en silencio
y el alma en oración.
 
Es cierto que Dios existe,
así lo dice una flor.
 
Mira en si y sólo encuentra
Fe en su gran Creador.
 
Dios lo quiere, sea dicho,
pobre, sencillo, un dolor.
 
Bienaventurado es él
enchido de tanto amor.
 
Mira qué flores, los árboles,
ese prado tentador,
un pájaro que le trina,
margaritas sí o no.
 
Tanto Dios le ha regalado
que no le pide calor.
 
 
 Camiseta túnica PRECIO MINI
 
CAMISETA TÚNICA
 
PRECIO: 12,74 EUROS
 
ES UN PRODUCTO DE: