Muchas gracias por tu donativo







martes, 9 de febrero de 2010

Oda a la magdalena (2)


1

Mis dedos te elevan
desnuda a mi boca,
tu olor confunde
mi nariz a antojos.

Voy a devorarte,
morderte, exprimir
tu esponjoso cuerpo
en un mar de azúcar.

Después lloraré
por haber perdido
talla de top-model
comiéndote entera
a ti y a las otras,
magdalena mía,
manjar de mi antojo.


2

Te dejo nadar
libre en el café
y surcas la taza
haciendo el crucero
de las seis y diez.

Chocas en tu ruta
con un iceberg
de terrón de azúcar
y puedes con él.

Tictanic tan dulce
merece tener
un feliz naufragio
fuera del café.

Una magdalena
qué sabrosa es.


------------------

Compra como un capitalista