Muchas gracias por tu donativo







lunes, 8 de marzo de 2010

Tendera en un blog

 
1
 
Yo vendo ilusiones
a cualquier impostor,
pegatinas que llevan
al Che en impresión,
unos zapatos rojos
subidos al tacón,
los vestidos a cientos,
bolsos al por menor.
 
Pasen, miren y compren
lo que les vendo yo.
 
Pasen, miren y compren
mi mejor invención.
 
 
2
 
Me hice tendera
como quien se hace
nuera de una suegra
que te quiere matar.
 
Le abro las ventanas
a la tienda y grito:
¡vengan aquí a comprar!
 
Mis productos son buenos,
los precios rebajados,
las bolsas no las cobro
y hasta doy las gracias.
 
 
3
 
Voy a confesar
mi mayor pecado
y no se asusten, por favor.
 
El otro día
como no vendía
me desnudé como en Interviú.
 
Tan guapa quedé
en el mostrador
que se me llenó la habitación.
 
Unos querían hacerme amante,
otros contratarme para un puticlub.
 
Tranquilos, señores, no me vendo yo.
 
 
4
 
Cuando me preguntan
por mi profesión
orgullosa digo:
tendera en un blog.
 
Soy una empresaria
persiguiendo el sueño
de la ambición.
 
Voy a mil por hora
detrás de la suma
del primer millón.
 
Les ofrezco flores,
casinos de pago,
jugar sin un euro,
amores casados.