Muchas gracias por tu donativo







martes, 29 de enero de 2013

No sé si estás... aún recordándome

 
Tus manos, calientes de fiebre,
abrazan mis manos heladas.
Tus dedos recogen mis dedos.
Tu voz recrimina mis pasos.
 
No sé si mueres.
No sé si hablas.
No sé si estás
aún recodándome.
 
---------------------
 
Del poemario "Mamá en su ocaso"