Muchas gracias por tu donativo







martes, 12 de marzo de 2013

Tu yo ya moribundo

 
Morías en tu yo ya moribundo,
vivía sin vivir tu despedida.
No sé por qué digo que morías
cuando el hoy es hoy aún y todavía
mamá, mamá, ¡dolor vivo y mío!