Muchas gracias por tu donativo







jueves, 18 de abril de 2013

Mi yo veneno y nada

 
Descubro mi yo hundido
en mi yo desenterrado.
 
(El primero lo detesto,
el segundo es mi magia)
 
Mi yo hundido me besa
durmiéndose en mis labios
y voy sintiendo su río
regando colcha y almohada.
 
(Es el yo que yo detesto,
es el yo veneno y nada)
 
El yo que me desentierra
me arrastra por mis manos
poniéndome en los dedos
palabras de alianzas.