Muchas gracias por tu donativo







sábado, 5 de abril de 2014

Madre adolescente

El pasado envolvía su cabeza
con el dolor que traía el recuerdo
de un hijo envuelto en pañales
cuando su juventud se volvió vieja.
 
Atrás dejó la alegría.
Atrás quedaron las sonrisas.
Atrás dejó todas las fiestas.
Atrás quedaron muchos sueños.
 
Un disfraz la abrazó entera
y subió el hielo a su cara
dejando las sonrisas congeladas.
Así vivió veinte años siendo
una estatua con la sal dentro.
 
Ahora lloraba en los pañuelos
el adiós del hijo sin chupete
que nunca supo que ella era
su madre adolescente doliente.
 
-------------------
http://tiendacoruna.blogspot.com/
 
LA TIENDA CON
MODA BARATA