Muchas gracias por tu donativo







domingo, 28 de diciembre de 2014

Navidades baratas

Verdes eran las paredes,
verdes el techo y la lámpara,
verdes las alfombras eran,
verdes los sillones grandes.

Un abeto grande y verde
lamía las telarañas.
Debajo un nacimiento
tenía al Niño llorando.

Vino el frío, llegó el hielo
y no entró en casa nadie.
Todo era muerte y nada.
Sólo el silencio hablaba.

------------------