Muchas gracias por tu donativo







jueves, 13 de marzo de 2014

Amores de trabajo

Ella podía venderle
arena a un camello
o la mejor nevera
al hombre de las nieves
se dijo convencida
cuando enfundó el traje
de simple dependienta.
 
Buscó la compañía
del vendedor más joven
y se acercó al reto
de ser la triunfadora.
 
Cayeron las clientas
como peras maduras
al ver una sonrisa
distinta a las otras.
 
Había triunfado
en un trabajo soso
primera escalera
del despacho de oro.
 
-----------------
http://tiendacoruna.blogspot.com/
LA TIENDA ONLINE
QUE TE HACE SOÑAR