Muchas gracias por tu donativo







martes, 19 de agosto de 2014

Dicho en verso...

Tan gordo como un tonel,
tan ancho como un dosel,
ahí va el señor Jacinto
con la bicicleta al piel.
 
Sube la cuesta sudando,
baja con la risa puesta
le grita a las señoras,
piropea a sus nietas.
 
Don Jacinto lleva al niño,
hijo de su fiel esposa,
de paquete en el triciclo
hasta el campo de fútbol.
 
Allí grita como nunca
un padre gritó más cosas
y el árbitro se niega
a pitar a fin de hora.
 
http://es.beruby.com/promocode/uHFIu4