Muchas gracias por tu donativo







domingo, 10 de mayo de 2015

Amando en verso

Era como un cuento no escrito
y yo soñaba delante del cristal
que mostraba un hogar que suponía
feliz para después del altar.

Agarré tu mano con las mías
dejando un interrogante volar:
¿podríamos soñar el mismo sueño
aquella tarde frente a un canal?

Seguimos recorriendo cada calle
entre casas pintadas de postal.
Tú mirabas el lago y soñabas.
Yo soñaba con la felicidad.

---------------------------