Muchas gracias por tu donativo







lunes, 25 de enero de 2010

Monja de su fe

1
 
Tres velas tiene la tarta
del cumpleaños feliz
de la niña que la hizo
madre antes de cumplir
quince años, sólo quince,
muy pocos para parir.
 
Soplan juntas las tres velas
sin dejar de sonreír,
mientras la abuela reza
y el abuelo se ríe.
 
Con cuarenta son abuelos,
suegros no pudieron ser:
el padre adolescente
huyó de aquel pastel.
 
 
2
 
Dejó la adolescencia
en el paritorio
y juró en sangre
no volver a caer
en los brazos golfos
de un hombre que vuela
cuando la tormenta
cae sobre él.
 
De casa al trabajo,
amigas muy pocas,
amigos ninguno,
monja de su fe.
 
Los años le pasan
como centenarios:
larguísimos, muy largos,
eternos los días,
las noches sin fin.