Muchas gracias por tu donativo







miércoles, 20 de enero de 2010

¡Viva el divorcio!

 
Se fue con otra
joven como una hija,
Dios lo perdone,
y aquí me tienes
celebrando su huida
hacia otra alcoba.
 
¡Viva el divorcio!
 
No añoro sus ronquidos
iguales a los truenos
que los rayos escupen.
 
¡Viva el divorcio!
 
No echo de menos
su olor a viejo
bajo la ducha.
 
¡Viva el divorcio!
 
Mi cepillo de dientes
ya no pelea
por el mismo tubo.
 
¡Viva el divorcio!
 
No tengo que inventar
un dolor de cabeza
cada tres noches.
 
¡Viva el divorcio!
 
No le pido el sueldo
como una esposa
gracias al abogado
que se lo roba.
 
¡Viva el divorcio!