Muchas gracias por tu donativo







martes, 3 de mayo de 2016

Millonarios

No le cabían los euros
en la caja de caudales
desde que decidió ser
la millonaria del barrio.

Lo tocaba y lo vendía,
lo vendía y lo cobraba,
lo cobraba y lo guardaba.

Soñaba con más billetes
y se le multiplicaban
en un milagro increíble
para ateos sin patria.

Lo vendía y le tocaba,
le tocaba y lo cobraba,
lo cobraba y lo tenía,
lo tenía y era grande.

----------------------