Muchas gracias por tu donativo







lunes, 23 de enero de 2012

Los besos se nos mueren de clandestinidad

 
Lo nuestro es
un amor imposible
de quiero y no puedes,
de puedes y no quiero.
 
Los besos se nos mueren
de clandestinidad
y los años se llevan
nuestra jovialidad.
 
Caen como la hojas
las ganas de luchar
dejando un par de troncos
desnudos en su mar.
 
Ahí va con cuatro brazos
el no puedo nadar.
La isla está lejos.
El fin será la mar.