Muchas gracias por tu donativo







domingo, 14 de septiembre de 2014

Amando en verso

Nadamos en la espuma almidonada
oliendo el champú en mi cabello.
Había despertado una noche.
El día era la página nueva.

Amarte era tan fácil, amor mío,
que caí en las redes sin pensarlo
prisionera del último te quiero
susurrado debajo de las sábanas.

Saldé los recuerdos del pasado
con tus besos mientras no pensaba
en el fin de aquellas caricias
de un bandido con fecha acabada.

No sabía que el amor muere
en los pañuelos bordados.
Todavía te creía.
Todavía te amaba.
Aún era tu esclava.
Aún te estaba soñando.