Muchas gracias por tu donativo







viernes, 5 de septiembre de 2014

Amando en verso

No pensaba en dejar mi dedo
prisionero del anillo de otro
un año, y otro, y tantos.
 
Quería vivir en tus brazos,
robarte las sábanas
que bordó tu madre,
hacer los pasteles de las Navidades,
beber cervezas de tu frigorífico
hasta agotar en cada botella
la sed del verano.
 
Y quise tenerte.
Y fui secuestrándote.
Y quedé contigo.
Y no sé si estoy... de ti enamorada.
 
 
http://diariodeunamissculta.blogspot.com/