Muchas gracias por tu donativo







domingo, 5 de junio de 2016

Amando en verso

Era un poco pirata,
gordo como un tonel,
con risa acacharrada
y manos color café.

Llevaba una esposa
que hija pudiera ser,
un coche no conducido
por su olvidado carné.

Subió cuatro escalones,
retrocedió otros tres,
dio un paso a la izquierda
a la derecha se fue.

Los bolsillos se le llenaron
de papel y buen papel
y él sonrió satisfecho
por ser simplemente el Rey.

----------------------