Muchas gracias por tu donativo







sábado, 18 de junio de 2016

Mujeres ricas

La comida era un plato
entre plumas y mariachis.
Venga fiesta, venga ¡olé!,
venga la madre del fraile.

No eran grandes raciones,
pequeños eran los platos,
los chupitos se llenaban
con licores destilados.

Caía el atardecer
cuando volvían los bailes.
Venga ¡olé!, venga fiesta,
venga la madre del fraile.

------------------------