Muchas gracias por tu donativo







jueves, 14 de julio de 2016

Amando en verso

Caíste en mis redes y nadabas
en la cruel desilusión
del hombre que se despierta
arropado por el adiós.

No dejaría mi dulce hogar
por una vida de balcón,
siempre asomada al miedo
de una cárcel prisión.

Saliste con la derrota
escrita entre los sueños
que sueños fueron de noche
y de día sueños eran.

No me recuerdes, cariño.
Piensa en otros recuerdos
lejanos a los bordados
de mis sábanas más bellas.

---------------------------