Muchas gracias por tu donativo







sábado, 26 de marzo de 2016

Amando en verso

La casa sale de la antigüedad
de una vieja que calcetaba descalza
patucos para un Nenuco
acunado por la nieta Fernanda.

Se abren las puertas de dos baños,
se cierran seis habitaciones,
la cocina que habla de legumbres
que mueren en una hoja de lechuga
olvidada en un pasillo sucio.

La casa llega a la modernidad
de una familia numerosa
y se asustan las paredes al oír
los gritos de una banda de mocosos.

-----------------------