Muchas gracias por tu donativo







domingo, 24 de enero de 2016

Amando en verso

Se iba
con el novio más joven
y las maletas llenas
de trapos que pagaron
sus cuantas no corrientes.

Quedaba
jurando en hebreo
por una cornamenta
digna sólo de un ciervo.

Se iba
llevando a París
a la hija del recuerdo
de un marido gris
para una chica alegre.