Muchas gracias por tu donativo







martes, 19 de enero de 2016

Poemas para un capitalista

Siempre fue un capitalista
con buen coche y mejor casa,
una novia en cada puerto,
la sirena en su casa.

Un día cambió el traje
para trabajar en casa
lejos de aquella esposa
siempre fiel a aquella casa.

La sirena del sí quiero
tuvo que dejar la casa
llevando cuatro sirenas
y al delfín de la casa.

No lloró al ver vació
el nido lleno en su casa
y llamó a otra paloma
para volar por su casa.

------------------------