Muchas gracias por tu donativo







domingo, 10 de enero de 2016

Poemas para un marido joven abandonado

1

Me voy tan feliz 
como puede serlo
la mujer que huye
de esos lamentos
salidos del padre
de su hija pequeña.

Le dejo la sala,
el televisor viejo,
una cama grande,
la cocina llena.

Me voy con mi vida
en una maleta
dejando en su casa
las noches sin cena.

Le dejo la estufa,
unas sillas viejas,
la mesa de hierro,
los manteles puestos.

---------------

2

No me digas que quede
como se quedan las viejas
cuando les vuelan los hijos
del nido de un pesebre.

Yo me voy con las palomas
blancas y aún inocentes
vestidas por los plumajes
que la juventud considera.

Quiero alcanzar las nubes
de mis sueños y mis metas,
plantar un castillo rosa
en la playa con mis dedos.

No, calla, y no me hables
de ese futuro tan negro
donde una viuda cose
los calcetines que dejas.

----------------