Muchas gracias por tu donativo







sábado, 13 de febrero de 2016

Amando en verso

Cruzó el estrecho un día
y encontró en el desierto
una novia piel canela
a la que juró amor
besando cada palmera.

Anocheció a su lado,
a su lado se hizo viejo,
amaneció y no estaba,
sólo había sido un sueño.

Dormía con el pijama
bordado por unos dedos
que nunca habían sido
color canela y leche.

---------------